dijous, 20 d’abril de 2017

Opinión | ¡Olé Barça, olé!

La lección que dio el Camp Nou durante los últimos minutos del Barça en Champions es uno de esos momentos que quedarán grabados en el recuerdo durante mucho tiempo.

Foto: FC Barcelona
El FC Barcelona lo intentó hasta el final pero la Juve no es el PSG, ni los italianos eran franceses. Ni siquiera Kuipers era Kassai. Era evidente que la remontada era casi imposible y que, por más que uno se aferre a la esperanza y a gestas inolvidables, la eliminatoria -y por ende la Champions- se había perdido en Turín ocho días antes. Pero que menos que intentarlo.

Y el equipo lo intentó. Era indudable que las más de 96.000 personas en las gradas de un espectacular Camp Nou estarían ahí para apoyar al equipo, pasara lo que pasara. Pero dadas las circunstancias, los jugadores podrían bajar los brazos, pensar en el Clásico o en luchar una Liga casi perdida. Pero no lo hizo. Luis Enrique y los suyos siguieron buscando un imposible, marcarle un gol a Buffon, aunque esto no sirviera para mucho una vez llegado al minuto 80.

Y este hecho lo agradeció el Camp Nou como pocas veces se ha visto. Los últimos minutos, incluso una vez acabado el choque, fueron un homenaje a un equipo que en la última década lo ha ganado todo, que ha maravillado, que ha hecho disfrutar como nunca al aficionado al fútbol. Lejos de la frustración por una justa eliminación, los culés agradecían a los suyos el esfuerzo y la lista eterna de momentos de gozo en estos años. Y, por adelantado, los que vendrán.

El aficionado culé, exceptuando un grupo muy reducido que nunca está contento con nada, a estas alturas de la película solo le pide a su Barça competir. Por eso nunca pitará a sus estrellas -y puede que sí lo haga con algunos que aún no se han dejado el alma por estos colores-, por eso la lección de anoche. Por eso, ¡olé Barça, olé!





David Rodríguez

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada